Pautas para realizar un levantamiento topográfico de alta precisión

puntos topograficos

El proceso para realizar un levantamiento topográfico requiere precisión y una serie de pasos bien definidos que garanticen la exactitud de los datos. Para iniciar el estudio topográfico, es fundamental utilizar estaciones base con marcas de control. Los puntos de control actúan como referencias fijas desde las cuales se medirán todos los demás puntos del terreno; sin embargo, en ocasiones los puntos de control pueden no ser suficientes para cubrir toda el área de estudio. Cuando se necesitan nuevos puntos, se pueden generar utilizando vectores GNSS. Este método emplea receptores geodésicos en un modo estático relativo, utilizando los puntos de la red existente para establecer nuevos puntos con la misma precisión.

Para obtener alturas precisas sobre el nivel medio del mar, es necesario hacer correcciones a las alturas geodésicas (medidas desde el esferoide). Esto implica el uso de puntos de control altimétricos, que ayudan a ajustar las mediciones y asegurar que reflejen alturas verdaderas en relación con el nivel del mar. También es deseable calcular puntos de control fotogramétricos y señales de navegación. Estos puntos deben calcularse al menos desde dos puntos de control para garantizar la precisión. La fotogrametría con drones, que utiliza fotografías aéreas para medir distancias y características del terreno, depende de estos puntos de control para alinear y escalar las imágenes correctamente.

Para agilizar el proceso de levantamiento, se pueden utilizar métodos rápidos como «stop and go» o «RTK» (cinemático en tiempo real). Estos métodos permiten recoger datos de manera eficiente y rápida, siempre y cuando cumplan con los requisitos de precisión especificados en la tabla de referencia. El método «stop and go» implica detenerse brevemente en cada punto de medición, mientras que RTK permite obtener datos en tiempo real con alta precisión.

En el transcurso del levantamiento, puede surgir la necesidad de generar puntos de control adicionales. Estos nuevos puntos deben derivarse de dos puntos de control previamente determinados para mantener la consistencia y precisión del levantamiento. Un levantamiento topográfico preciso requiere una planificación meticulosa y el uso de métodos confiables para establecer y verificar puntos de control. La combinación de tecnologías avanzadas, como GNSS y RTK, junto con técnicas tradicionales, asegura que el levantamiento sea preciso y eficiente. Siguiendo estos pasos y garantizando la correcta densidad y distribución de los puntos de control, se puede obtener un mapa detallado y exacto del terreno, fundamental para cualquier proyecto de ingeniería o construcción.

Consulte con nuestros especialistas en servicios topográficos, en Acero Estudio, estamos a su servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *