Los Drones y su transformación de la industria AEC

Las empresas de la industria AEC (Architecture, Engineering, Construction) están utilizando drones para recopilar rápidamente y con precisión, datos topográficos.

El sector de la arquitectura, la ingeniería y la construcción ha sido históricamente lento a la hora de adaptarse a la tecnología. De hecho, según un informe del McKinsey Global Institute, el sector de la construcción es uno de los menos digitalizados. Así lo subraya otro informe, este de JBKnowledge, que revela que casi el 60% de las empresas de construcción no invierten en nuevas tecnologías.

Gran parte de la industria AEC está utilizando tecnologías y procesos que ya no sirven adecuadamente a sus necesidades, ni para los proyectos ni para las asociaciones. Sin embargo, un área en la que la industria de la construcción está ampliando su uso de la tecnología emergente es el uso de drones. Las estimaciones de PricewaterhouseCoopers sitúan las fuentes de trabajo con drones para infraestructuras en un valor de mercado de 45.200 millones de dólares. En la actualidad, un número cada vez mayor de disciplinas dentro de los proyectos de construcción -como diseñadores, topógrafos, consultores medioambientales, constructores e inspectores- utilizan drones sobre el terreno para realizar fotografías aéreas, análisis volumétricos y cartografía topográfica, entre muchas otras cosas.

La capacidad de los drones para recopilar datos en tiempo real en el lugar de trabajo ha aumentado drásticamente el flujo de trabajo y la eficiencia en el diseño y la construcción. Los drones se utilizan con mayor frecuencia en la construcción para realizar estudios en las obras, como es el caso de nuestra empresa, Acero Estudio, llevando la supervisión del avance de la obra del parque eólico GECAMA, en Cuenca, con la ayuda de esta tecnología. Los drones capturan los datos que los topógrafos necesitan pero que normalmente no pueden ver, ya que tienen una vista sin obstáculos y a gran altura de la obra.

Así mismo, esto contribuye a que la obra sea más segura, ya que los drones pueden inspeccionar terrenos difíciles o peligrosos, manteniendo a los topógrafos humanos fuera de peligro y ayudando a los trabajadores de la construcción a evitar zonas peligrosas. Por todas estas razones, los drones están sustituyendo a los métodos tradicionales de vigilancia del terreno y reduciendo en gran medida el tiempo y el trabajo manual necesarios.

Es una ironía que el sector AEC sea uno de los más lentos en adoptar nuevas tecnologías y, sin embargo, uno de los que más podría beneficiarse de ellas. Sin embargo, este sector ha adoptado con mayor facilidad el uso de drones, que pueden ahorrar mucho tiempo y dinero a los grandes proyectos de diseño y construcción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *